El sendero que recorre la península de Quetrihué en su longitud, es un hermoso e inevitable paseo para todos aquellos que se encuentren recorriendo la zona.

La travesía comienza cruzando la llamada Angostura o istmo de Quetrihué, junto a la bahía Brava; el cual es el ingreso al Parque. Allí encontrará una tranquera o puerta de madera, con carteles informativos al respecto, donde deberá abonar el pase de ingreso.

El recorrido puede realizarse a pie o en bicicleta, durante todo el año. No esta permitido hacer fuego ni acampar.

El total del recorrido ida y vuelta son 24 km. En ambos casos recomendamos llevar agua y no apartarse del camino para no alterar el ambiente.

Para aquellos que disfrutan al caminar, recomendamos comenzar temprano en la mañana, ya que a las 12:30 hs en invierno y a las 16 hs en verano no se permite el ingreso y debido a que su duración es extensa, aproximadamente 3 horas y media (ida) con descansos.

La primera parte del camino puede presentar algunas complicaciones, debido a grandes pendientes, con sectores de altos escalones y medianos peldaños, que desaniman a aquél que no sabe que en pocos kilómetros llegan a su fin. En ese trayecto, podrá apreciar a su izquierda la bella vista del lago Nahuel Huapí, la bahía Brava y sus costas, mientras a su derecha bordeará un imponente paredón rocoso. Al fondo se destacan los cerros Inacayal, Falso Belvedere y Bayo.

Allí se encuentra el mirador del Messidor, castillo de 1942 construido por el conocido arquitecto de Centro Cívico de Bariloche, Alejandro Bustillo. Un dato interesante es que fue utilizado para encarcelar a los presidentes Frondizi e Isabel Perón durante las dictaduras militares, siendo actualmente residencia oficial del gobernador de la provincia de Neuquén.

Luego de algunos kilómetros el camino se hace más fácil, introduciéndose en el bello bosque. Comenzará a ver los primeros arrayanes combinados con otras especies autóctonas de la zona.

Durante el recorrido pueden observarse los restos de la estancia (Quetrihué) que ocupaba toda la

península. Preste atención y no se separe del camino principal, debido a que hay una bifurcación hacia la izquierda que lleva a su antiguo casco.

 En la península hay dos lagunas donde se realiza avistaje de aves. 
Aproximadamente a mitad de camino se cruza un arroyo, que en verano puede estar seco, proveniente de la primera laguna de nombre Hua Huan, oculta en el bosque.

 El camino pasa solamente por la margen izquierda de la segunda de ellas llamada Patagua, donde pueden observarse algunas vacas pastando o bebiendo agua tranquilamente.

Algunos kilómetros más adelante se llega a la seccional de Guardaparque; unos metros más allá el puerto, con sanitarios y servicios. Al mismo se accede también en barco desde Villa la Angostura o San Carlos de Bariloche.

 

Otra opción es llegar hasta el puerto a pie y realizar la vuelta en barco.

Aquellos que hagan el trayecto en bicicleta encontrarán un cartel que avisa que deben dejar estacionadas las bicicletas unos metros antes del puerto.

En el extremo de la península, donde se encuentra el bosque puro de arrayanes, hay un breve paseo señalizado con carteles informativos sobre la especie. Allí podrá observar una cabaña de la década del 40 donde funciona un kiosco y casa de té. Sobre la misma se dice que sirvió de inspiración para los autores de la película Bambi de Disney. 
Este es un buen lugar para descansar y tomar fotografías, antes de emprender el camino de regreso hacia la Villa. 

Close Menu